Limpia Tus Utensilios De Plata Con Este Sencillo Paso

A lo mejor ya no compras utensilios de plata por lo difícil que resulta limpiarlos.

La limpieza de los utensilios de plata puede ser una tarea pesada y aburrida.  Adicionalmente, la plata ya no es tan usado en la actualidad.  Esto hace que no sepamos los pasos correctos para limpiarla.

El método que ofrecemos a continuación es realmente efectivo y fácil de seguir.  Lo mejor de todo, no tienes que gastar tiempo frotándolas hasta que vuelvan a su color original.  Fuente:  https://www.guiademanualidades.com/

¿Cuándo debes de limpiar tus utensilios?  Depende de tus preferencias.  Lo mejor sería limpiarlos cuando están muy oscuras y renegridas.  Aconsejamos limpiarlos cuando observes que tienen manchas verdes.  No hay respuesta correcta.  Las estaciones del año pueden hacer que dichas manchas ocurran más frecuentes en ciertas épocas del año.

Limpia Tus Utensilios De Plata Con Este Sencillo Paso

Materiales: 

  • Papel de aluminio.
  • Bicarbonato de sodio.
  • Sal.
  • Agua.
  • Un recipiente de cristal.

Pasos para seguir:

Asegúrate de preparar y limpiar tu plata en un lugar amplio o con buena ventilación.  Usa guantes durante todo el proceso para proteger tus manos.

Empieza colocando el bicarbonato y la sal en el papel de aluminio.  Pon el papel de aluminio en un recipiente hondo.  Procede a poner tus utensilios dentro.  Luego añade agua hirviendo.  Veraz que se produce un burbujeo.  Deja que la mezcla actúe hasta que los utensilios cambien de color.

La suciedad negra que tiene la plata es sulfuro de plata.  Al colocar el papel de aluminio, has provocado una electrólisis que hace que el azufre del sulfuro de plata se transfiera al papel de aluminio.

No te mortifiques con el olor a huevo podrido.  Este olor es normal.  Sabrás cuando la plata está limpia cuando la coloración del agua cambia totalmente.  Procede a sacar piezas y enjuágalas bien con agua corriente.  Quita la sal que pueda haber quedado adherida con esta agua.

Verás que algunos utensilios manchadas de negro.  En este caso, procede a frotarlos con un papel de cocina.  Las manchas se quitarán fácilmente.  Recuerda, es importantísimo enjuagar bien todas las piezas con agua corriente cuando las sacamos de la solución limpiadora, a fin de quitar todo el salitre que se habrá quedado adherido.