Sopa De Ramen Estilo Tokio – Receta Casera

No tienes por qué comer esas sopas de fideos asiáticas (Sopa de Ramen) precocidas.  Están llenas de sodio y demás ingredientes que son difíciles de pronunciar.

Puedes prepararla en casa.  Lo más sorprendente es que puedes añadir y quitar ingredientes, dependiendo de tu gusto.  La sopa de ramen puede ser preparada usando diferentes tipos de carnes, fideos, y demás ingredientes.  Aquí tienes los ingredientes y pasos a seguir.

Ingredientes:

Caldo:

  • Carcasas de pollo sin trozos de grasa, 1.2 kg
  • Zanahorias
  • La parte verde de un par de Cebolletas
  • Dientes de Ajo, 2
  • Jengibre fresco pelado, 1 trozo de 1 cm
  • Agua, 3 litros
  • Sal

Kaeshi:

  • Miso rojo, 4 cucharaditas
  • Aceite de sésamo, 1 cucharada
  • Mirin, 1 cucharadita
  • Jengibre rallado, 1/8 de cucharadita
  • Ajo rallado, 1/8 de cucharadita

Ramen:

  • 250 g de fideos alcalinos para ramen (o udon, incluso soba podría servir)
  • Huevos, 4
  • Carne de cerdo asada, 500-600 g

Acompañamientos para el ramen:

  • Narutomaki
  • Cebollino
  • Brotes de espinacas o acelgas rojas
  • Alga nori
  • Preparación del caldo. El caldo es la base de esta sopa.  Por consiguiente, esmérate para que salga bien.  Retira los trozos grandes de piel y de grasa que puedan tener el pollo.  Los pones en una olla junto con el resto de los ingredientes. Pon poca sal ya que cuando utilices el kaeshi se salará.

Sopa De Ramen Estilo Tokio – Receta Casera

Al principio lo pondremos con el fuego a tope, hasta que hierva y saque toda la espuma.  Luego, taparemos la olla y lo dejaremos cocer a fuego muy lento durante tres horas.  Colamos el caldo, lo dejamos enfriar y lo desgrasamos.  Será fácil porque la grasa se solidifica en la superficie y no cuesta nada retirarla. Fuente: https://cocinillas.elespanol.com

  • Preparación del cerdo asado o chashu. Puedes usar diferentes tipos de carne, ya sea horneada, frita, al vapor, o cualquiera sea tu preferencia.  Te recomendamos que cualquier tipo de carne que escojas trates de cocinarla a baja temperatura.  Esto hace que mantenga sus jugos y se mantenga suave.
  • Preparar el kaeshi. El kaeshi es una especie de salsa de miso que se usa para potenciar el sabor del caldo.  Los ingredientes más difíciles de conseguir pueden ser el miso y el mirin.  En el peor de los casos, se puede hacer un apaño substituyendo el miso por salsa de soja.  Puedes sustituir el mirin por un vino blanco que no sea muy ácido. La mezcla será líquida, pero también aportará el toque asiático al caldo.
  • Preparar el ramen. Aparte del caldo y del cerdo asado -que lo mejor es hacerlo el día anterior para que esté frío.  Antes de preparar el ramen lo que haremos es cocer los huevos.

Lo típicamente japonés es utilizar unos huevos macerados que se llaman ajitama.  Estos huevos son cocidos a baja temperatura y macerados en salsa de soja.  Puedes simplemente hervir tus huevos sin tener que complicarte la vida.  Asegúrate que la clara quede cuajada y la yema líquida.  Esto se puede conseguir de dos formas, cociendo los huevos de la manera tradicional o cocinándolo a baja temperatura.

Una vez tengamos todo eso listo, preparamos también los acompañamientos.  Ya podemos ponernos a cocer los fideos, así que calentamos el caldo desgrasado, lo llevamos a ebullición, cocemos los fideos durante unos 3 minutos.

Acompañamientos para la sopa de ramen

Estas son opciones que puedes utilizar.  Puedes usarlas todas o algunas.  Depende si encuentras los ingredientes o si prefieres usar algo con lo que estas familiarizada.  Para terminar nuestra receta de ramen y que parezca que estamos en el mismísimo Japón, solo nos queda colocar:  Unas cuantas rebanadas de narutomaki, unas gotas de aceite de ajo negro, unas tiras de alga nori, y un par de cucharadas de cebollino picado.

Otras opciones serian añadir otros acompañamientos como cebolleta picada muy fina, setas shitake salteadas, brotes de bambú o de soja, cilantro fresco o ralladura de citronela.

Es una receta muy sencilla de hacer.  Mientras se cocinan las cosas, nosotros podemos estar haciendo cualquier otra cosa.  Parece que lleva tiempo, pero si preparas algunas cosas el día anterior (o varios días) solo tendrás que mezclar los ingredientes cuando estés lista para deleitarte con esta rica sopa.

Para servir el ramen haz lo siguiente.  En el fondo de un plato hondo, o sopero, ponemos una cucharada de kaeshi, una ración de caldo, una ración de fideos, un huevo cortado en dos mitades, y un montoncito de cerdo asado.