Utiliza Estos Simples Pasos Para Mantener Tus Toallas Impecables Y Evitar La Acumulación De Bacterias

Las toallas de cocina están expuestas a una gran cantidad de bacterias que pueden afectar tu salud.  Estos consejos te ayudarán a mantenerlas siempre limpias y a oler como nuevas.

La cocina es el lugar de tu casa en que debes estar más atenta a la higiene.  Los paños o toallas de cocina resultan tan prácticos ya que los utilizas en distintas actividades.  El problema está en que no sabemos cómo mantenerlas limpias para evitar que se contaminen con bacterias.

La contaminación cruzada y los olores desagradables son consecuencia del manejo inadecuado.  Corrígelo aplicando las siguientes rutinas:

  • Ten un paño para cada uso. Esto significa una para manipular los alimentos, otra para secarte las manos, otra para los platos y una para limpiar los derrames.  Con el mismo trapo que manipulas alimentos cárnicos no manejes los vegetales. Incluso, evita tocar distintos tipos de carne.
  • Utiliza un paño de algodón para limpiar los derrames. Para el resto de las actividades, las de microfibra como la toalla Spring te funcionarán muy bien.
  • Clasifica los paños por colores. Para evitar confusiones establece una clasificación por colores.  De esta manera tendrás un color para cada uso.
  • No tires los trapos húmedos en un rincón. Ponlos a secar y cuando tengas suficientes lávalos.  Evita tenerlos muchos días sin lavar porque contribuye con la proliferación de bacterias.  La humedad crea el ambiente perfecto para la proliferación de bacterias, así que no acumules trapos húmedos.  Tiende los paños para que sequen y luego lávalos, de esta manera evitarás la contaminación en tus bayetas.

Tampoco las coloques con las toallas de baño o con el resto de la ropa.  Las bacterias que están en los trapos pasarán con rapidez al resto de las telas.  Cada dos o tres días -o cuando hayas acumulado suficientes- lava las toallas de cocina. No dejes pasar mucho tiempo.  Hazlo en una colada separada de la ropa para evitar la transmisión de gérmenes.

  • No los mezcles con la ropa al lavarlos. Cuando los vayas a lavar, hazlo en una colada solo para ellos, no los mezcles con la ropa.  Entiende las diferencias entre toallas de baño y cocina, ambas deben lavarse también por separado.
  • Sustitúyelas a tiempo. Las toallas tienen un tiempo de vida útil.  Sustitúyelas cuando llegue el momento, porque no funcionarán igual que antes.

Mantén Tus Toallas Impecables Y Evita La Acumulación De Bacterias Con Estos Simples Pasos

Ponlas en remojo después de utilizarlas.  Debes sustituir o lavar de inmediato las toallas que tengan contacto con alimentos o líquidos distintos al agua.  No las tires al cesto ni las dejes en una esquina.  Ponlas a remojar en suficiente agua para que el sucio no se pegue y el lavado sea más efectivo. Solo necesitas dejarla en remojo un par de horas.

Si necesitas una limpieza más profunda, agrega unas gotas de amoniaco al agua.  Otra opción es mezclar agua tibia con vinagre o un poco de lejía.  Utiliza limón para remover la grasa.  Nota: mezclar distintos productos o químicos pueden provocar una reacción. Escoge solo uno de ellos cuando los vayas a utilizar.  Luego de remojarlas, retira el exceso de agua y ponlas a secar hasta que llegue el momento de lavarlas.

¿Cómo quitar el mal olor a los trapos de cocina?  Uno de los trucos caseros más populares es hervir paños de cocina con un poco de detergente y lejía. Deja que hiervan por diez minutos y luego lávalos como acostumbras.

close-up of a young woman drying dishes with a rag

Si necesitas lavar trapos de cocina muy sucios, déjalos en remojo más tiempo para que salga la mayor cantidad de suciedad posible.  Incluye un ciclo de lavado extra para dejar tus toallas de microfibra o algodón impecables.  Agregar vinagre o bicarbonato de sodio al lavado también te ayudará a eliminar el mal olor.  Recuerda no mezclar ambos productos.

Fuente: http://www.toallas-personalizadas.es