Errores Que Cometemos Al Lavar Nuestros Platos

Lavar Nuestros Platos
Errores Que Cometemos Al Lavar Nuestros Platos

De seguro, estas son las cosas que no sabes haces equivocadamente al lavar tus platos:

Usas una esponja.  Es probable que tengas una ejército de gérmenes en tu fregadero si las usas.  Las esponjas pueden contener miles de bacterias como E. coli y salmonella por centímetro.

Tiras tu esponja de plástico y optas por una bayeta de fibras naturales.  Las bayetas pueden albergar tantas bacterias como las esponjas.  Con el uso y la limpieza adecuados es una alternativa mucho más higiénica que las esponjas.  Debes de dejar secar la bayeta lejos del fregadero.

Tienes el fregadero o el lavavajillas sucio.  El fregadero de la cocina contiene 100,000 veces más de gérmenes que el baño o inodoro, según el Servicio Nacional de Salud británico.  Debes de desinfectarlo a diario con vinagre y bicarbonato de soda, o vinagre y sal.

Errores Que Cometemos Al Lavar Nuestros Platos

Echas demasiado detergente.  Pon solo una pequeña cantidad e intenta hacer espuma.  Si no sale suficiente, añade un poco más, y así sucesivamente.  Lo mejor es que te guíes por la recomendación del fabricante, que normalmente viene impresa en la parte trasera del envase.

No eliges el detergente correcto.  Debes evitar aquellos detergentes que contienen lejía, triclosán u otros antisépticos fuertes.  Estos promueven la proliferación de super bacterias.  Estos tipos de bacterias son resistentes a los fármacos.  Un jabón simple y agua caliente es suficiente para desinfectar los platos, especialmente en el lavavajillas.

Pones utensilios de madera en el lavaplatos.  Nunca debes poner utensilios de madera en el lavaplatos.   La humedad y el calor extremo del electrodoméstico puede hacer la madera se hinche y agriete.

Desperdicias agua.  Tienes que ser consciente del agua que empleas al lavar los platos.  Si lavas a mano usas hasta 102 litros, mientras que en un lavaplatos utilizas 11.  Si usas el lavavajillas, asegúrate de que esté suficientemente lleno.  Si los lavas a mano, instala un grifo de bajo caudal y apágalo mientras estás frotando.  Asimismo, deberías llenar un recipiente pequeño para aclarar la vajilla en vez de enjuagar cada artículo por separado bajo el grifo.

Lo llenas demasiado.  Si queremos que el lavaplatos nos ayude a ahorrar agua debemos ponerlo siempre lleno, pero dentro de los límites establecidos.

Si superpones los cacharros es muy probable que el agua no llegue a toda la vajilla y, por tanto, que no se limpie correctamente.  Asegúrate de que la superficie de los platos y cubiertos está expuesta a la acción del agua y el detergente.